Además de los voluntarios, los padres y los vecinos vienen a ayudar en la construcción de las escuelas.